¿Cómo evitar inconsistencias de color en sus etiquetas?

 In Etiquetas

La mejor forma de que sus productos destaquen de entre los demás en los estantes es mediante las etiquetas; desde las pequeñas y medianas empresas hasta los grandes corporativos deben invertir en sus diseños y acabados. Durante el proceso, uno de los retos más comunes es ajustar el color, ya que lo que se ve en la pantalla no siempre es lo que se plasma en el papel.

Proceso de cuatro colores en la impresión de las etiquetas

En primer lugar, tanto ustedes como los encargados del diseño deben conocer la diferencia que hay ente los colores de la pantalla y los de las impresiones. En un monitor, durante el diseño, la paleta de colores que verán se forma con la combinación del rojo, verde y azul o RGB; mientas que para las impresiones se utiliza un sistema de cuatro colores: cian, magenta, amarillo y negro, mejor conocido como CMYK. Por esta razón los colores pueden variar una vez que se imprimen.

¿Cómo hacer que las impresoras de etiquetas den el color correcto?

Lo primero que deben tener en cuenta es que necesitan diseñar en CMYK. La mayoría de los programas de diseño están predeterminados para trabajar en RGB, por lo que al mandar a imprimir se realiza una conversión del color, lo que puede alterar la apariencia final. En cambio, si desde el inicio trabajan con una configuración CYMK, obtendrán un color más preciso.

Otra forma de hacerlo es optar por colores Pantone®, un sistema que coincide con un color patentado y es de los más utilizados para la comunicación por miles de empresas; utilizar desde los programas de diseño estos colores garantizará que el tono impreso sea el que ustedes desean.

¿Cómo los materiales de la etiqueta pueden afectar el color?

Las etiquetas pueden imprimirse en diferentes materiales, cada uno tiene sus características de porosidad, acabado y brillo o mate que reacciona diferente a las tintas y puede modificar ligeramente la apariencia de los colores. Por ejemplo, los papeles plateados metalizados o el papel Kraft® pueden alterar la apariencia de los colores combinados, a menos que se imprima primero una campa blanca y luego el color, proceso conocido como «subimpresión blanca».

Las etiquetas transparentes también se someten a este proceso, para garantizar la visibilidad de los colores más claros. Por esta razón, los colores se deben compensar desde el diseño a los diferentes factores que pueden alterar su perspectiva, no únicamente de los materiales, también de la luz solar, la humedad, el desgaste que tienen durante el envío y la temperatura.

Antes de imprimir en masa, hagan pruebas de color del diseño final en etiquetas y no en papel blanco, y traten de someterlos a controles de calidad en las condiciones reales donde se manejarán. También es clave adquirir las mejores impresoras de etiquetas en la Ciudad de México, como las de la marca TOSHIBA® que distribuimos en TEC Electrónica. Contamos con sucursales en las principales ciudades de la República Mexicana y un equipo de asesores especializados que los apoyará a elegir el mejor modelo.

Recent Posts
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

0