Etiquetas

Home / Etiquetas




EL UNIVERSO DE LAS ETIQUETAS

Las etiquetas son un medio de identificación. Proporcionan información de los productos o empaques a las que pertenecen.  En el ramo de identificación automática, se utilizan en almacenes y centros de distribución, principalmente, y suelen ser impresas con impresoras de código de barras.

Existen varios tipos de ellas y se les define a las mismas de acuerdo a la aplicación en la que se utilicen, considerando el tiempo de duración de la información impresa, las condiciones de almacenamiento y distribución a las que estarán expuestas, además del medio ambiente, la superficie en la que se pegarán, el material del que está hecha ésta, el tipo de adhesivo, la medida y la forma, entre otras características.

Los materiales más comunes son: Papel de TRANSFERENCIA TERMICA ó Papel TERMICO DIRECTO (con y sin adhesivo), de Cartón (Marbetes) de TRANSFERENCIA TERMICA ó TERMICO DIRECTO (ambos sin adhesivo), Plásticas ó Sintéticas (Polipropileno, Poliéster), de Tela (Nylon, Tyvek), entre otras.

En general, una etiqueta puede ser impresa por dos métodos, según el material del que se componga: TERMICO DIRECTO y TRANSFERENCIA TERMICA.

Las etiquetas TERMICAS, tienen un recubrimiento químico que reacciona al calor y es de esta manera como se logra la impresión de las mismas. Este tipo se recomienda para aplicaciones en donde la durabilidad de la impresión es corta y no se requiere alta resistencia. Esto debido a que el recubrimiento químico reacciona a la fricción, temperatura, humedad, etc.

Las etiquetas de TRANSFERENCIA TERMICA, se imprimen con tinta utilizando una cinta de transferencia térmica ó ribbon que la contiene, ya que la etiqueta no tiene ningún tipo de recubrimiento que reaccione al calor. Este método se recomienda para aplicaciones que requieren que la durabilidad de la imagen sea de largo tiempo, resistente a la fricción, en algunos casos y dependiendo del tipo de etiqueta resistente a las condiciones ambientales.

Una etiqueta adherible está compuesta por Facestock (sustrato ó superficie), Adhesivo y Liner (respaldo).

El Facestock es la parte superficial en donde se imprime la información. Pueden ser fabricados en materiales Térmicos y de Transferencia Térmica. Los materiales térmicos pueden ser recubiertos o no recubiertos, en donde los recubiertos tienen más resistencia, que los no recubiertos, al agua, aceite y algunos solventes así como a la fricción. En Transferencia Térmica hay más variedad de materiales como papel de transferencia térmica, papel couché, polipropileno, poliéster, nylon, tyvek, etc. Este tipo de materiales se emplean en aplicaciones que requieren mayor durabilidad de los mismos y mayor durabilidad de la impresión, soportando exposición a la luz natural y artificial, fricción, etc.

Otro componente más es el adhesivo. Los adhesivos se clasifican de acuerdo a su adherencia y a su composición. Por adherencia se clasifican en permanentes, removibles y re-colocables. Por composición, se clasifican en acrílicos y hot melt. En general, los adhesivos requieren tiempo para tener la fijación adecuada. Se recomienda dar 24 horas para que tenga el efecto o fuerza de fijación esperado.

El adhesivo permanente, se utiliza para aplicaciones en donde se requiere que la etiqueta permanezca pegada por largo tiempo en el producto o el empaque, e inclusive que soporte altas y bajas temperaturas, exposición al medio ambiente (sol, lluvia, humedad). Cuando se despega la etiqueta, en la superficie donde se pegó, quedan residuos de adhesivo.

El adhesivo removible, se utiliza para aplicaciones en donde el producto se tiene que etiquetar varias veces, por lo que se tienen que despegar continuamente para pegar una nueva etiqueta. Para éste tipo de aplicaciones, el adhesivo removible es el adecuado porque cuando se despega la etiqueta no quedan residuos.

El adhesivo re-colocable va muy relacionado con el adhesivo removible, sólo que no se sustituye la etiqueta, sino que se despega de un lugar y se pega en otro. Por sus características no pierde adhesión y no deja residuos.

Como ya mencionamos, por composición química los adhesivos pueden ser acrílicos y hot melt. Los adhesivos acrílicos son ideales para aplicaciones que tienen que soportar altas temperaturas, resistir a los rayos UV. La composición de estos es base agua y el “tack” o adhesión inicial no es tan fuerte, sin embargo, después de 24 horas la adhesión es muy alta. En el caso de los adhesivos hot melt, su composición es base caucho sintético y tienen adhesión inicial muy fuerte, la misma que se mantiene una vez que se ha dejado actuar al adhesivo sobre la superficie en la que se aplicó.

El último componente de una etiqueta es el liner ó respaldo, que es el soporte de ésta. Por lo general, los respaldos son de papel siliconado que facilitan el desprendimiento de la etiqueta, sin embargo, en algunos casos pueden ser de “pet” transparente. El utilizar uno u otro no afecta en nada.

Los diferentes tipos de etiquetas pueden personalizarse con impresiones a una tinta o en selección de color, es decir, llevan pre-impresos datos fijos como logotipo, cabezas de información, etc., lo cual se puede utilizar para resaltar la imagen corporativa de la empresa.

Las aplicaciones en la que se utilizan son ilimitadas. Por ejemplo: Almacenes y Centros de Distribución, Industria Automotriz, Industria Química, Industria de Alimentos, Industria Farmacéutica, Industria Textil, Paquetería, Mensajería, Retail, Salud.

Algunos ejemplos específicos de sus aplicaciones son:

  • Para sacos de rafia. De material sintético de Polipropileno que soporte agua y humedad y que tenga un adhesivo espeso que penetre en los tejidos de la rafia para obtener adecuada fijación.
  • Para Control de Activos Fijos: Sintética de Poliéster Plata que tenga un adhesivo muy agresivo como hot melt que soporte altas y bajas temperaturas.
  • Para identificar congelados para una solución móvil: Sintética Térmica que soporte temperaturas de -20°C.
  • Para la Industria Química: de Polipropileno Pre-Impreso con la codificación de seguridad con Adhesivo Acrílico Industrial de uso general para identificar tambos o botes que contienen productos químicos.
  • Para charolas de carne: Térmicas Recubiertas pre-impresas que soporten derrame de sanguaza.
  • Para la Industria Textil: De Nylon pre-impresas con las condiciones de lavado para coser en las prendas y de cartón pre-impresas con el logo e información de la prenda así como su precio.
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt