Del código de barras a los códigos QR, su impacto en los negocios

Home / Código de barras / Del código de barras a los códigos QR, su impacto en los negocios




Del código de barras a los códigos QR, su impacto en los negocios

El “clásico” código de barras está conformado por líneas paralelas que tienen distintos grosores y espaciado. Fue patentado en 1952, pero su uso comercial no se implementó hasta 1966 y en la década de los 80’s que fue cuando comenzó a tener un gran éxito, siendo hoy en día utilizado prácticamente en todos los negocios para identificar productos y otros objetos.

En la actualidad existen distintos tipos de códigos de barras, pero todos utilizan el mismo sistema general. Las barras y los espacios que componen al código corresponden a números y letras. Los escáneres diseñados para estos códigos interpretan las barras y los espacios de determinado código para encontrar la descripción correspondiente del artículo.

La información debe de estar dada de alta en una base de datos y puede contener una amplia variedad de información, desde la marca, modelo del artículo, precio e información adicional, como la cantidad de su contenido y la existencia en la tienda. En la actualidad se usa prácticamente de manera universal en todos los artículos comerciales y en las tiendas y negocios, que también lo utilizan en conjunto con un sistema de inventarios para tener un mejor control de sus almacenes y tiendas.

Existen muchas ventajas de utilizar el código de barras en los artículos comerciales, así como para mantener un control en los artículos no comerciales. Las principales ventajas que podemos destacar son:

• Ahorro en tiempo. Cuando los códigos son escaneados, se muestra toda la información que se requiere al instante. Si bien para tener toda esa información disponible se debe dar de alta previamente en una base de datos, lo que podría representar una inversión de trabajo y tiempo, pero a largo plazo representará una gran ventaja.
• Facilita la toma de inventarios. El inventario es uno de los componentes más importantes de los negocios de bienes y servicios. El tener un adecuado control de inventarios y dar un seguimiento a todos los artículos que lo componen es una tarea muy tediosa, lenta y difícil de hacer si no se cuenta con un lector de código de barras. Pero con ellos, sólo se requiere escanear el código y realizar un seguimiento del inventario de manera fácil y sencilla. Además, si se integra el sistema de inventarios con el de ventas y el de distribución, cada vez que un producto salga de la tienda y sea escaneado se va a registrar y conocer la información de su estado.
• Etiquetas comerciales. El uso de etiquetas con código de barras en todos los productos comerciales que hay en una tienda o establecimiento, facilita las ventas y mantener un control de los productos, haciendo más eficiente la atención a los clientes.

Los códigos de barras que se conforman por líneas y espacios son unidimensionales, es decir que sólo se registra una dimensión del objeto, que es la anchura de las líneas y los espacios en blanco. La altura de los códigos es utilizada para dar redundancia al código, haciendo posible leerlo en caso de que haya sufrido algún daño. Si bien son muy efectivos y han representado una gran ventaja comercial para los negocios, en la actualidad se han desarrollado nuevos tipos de códigos, como el QR.

A diferencia de los códigos de barras lineales o 1D, el QR es bidimensional y se conforma por una serie de cuadros y espacios en blanco en un espacio determinado; los códigos QR se han popularizado en los últimos años. Es posible encontrarlos en paneles publicitarios en propagandas de televisión, folletos de servicios y también en los productos comerciales.

Este código es un sistema de almacenamiento de información que fue creado en 1994 para sustituir los códigos de barras en una subsidiaria de la automotriz Toyota. Permite guardar hasta 4,296 caracteres alfanuméricos o 7,089 caracteres numéricos, lo cual es mucho más de lo que cualquier código de barras lineal práctico puede almacenar. Además, es de licencia abierta, por lo que puede ser utilizado por cualquier empresa o persona.

El código QR puede contener diferente información. Si es sólo numérico puede contener información similar a la de los códigos de barras 1D, por otra parte, si tiene información alfanumérica puede incluir datos más complejos, como un enlace a un sitio web o incluso los datos de identidad de una persona. Prácticamente cualquier cosa.

Los códigos QR pueden leerse normalmente con cualquier dispositivo móvil que cuente con una cámara y que tenga instalada una aplicación para interpretarlo. Hoy día la mayoría de los códigos usados en artículos comerciales contienen un enlace a un sitio web que enriquece la información que se encuentra impresa en la etiqueta del producto.

Los códigos QR tienen infinidad de aplicaciones en los diferentes sectores industriales, pero destacan en la publicidad y en el marketing, aunque cada día son más populares en las bibliotecas y museos para poder acceder a más información al ser redirigidos a un sitio web específico.

En los negocios productores y distribuidores de bienes y servicios, el código de barras lineal y el código QR se han vuelto complementarios, en lugar de que uno sustituya al otro. Los códigos de barras se usan para facilitar las transacciones comerciales y el QR para brindar más información a los clientes sobre el producto.

Un ejemplo muy común de esto son las bebidas alcohólicas, las cuales contienen un código QR y uno de barras 1D. El código de barras lineal tiene su función tradicional, mientras que el QR dirige a los consumidores a un enlace en la nube para consultar información detallada de la bebida y comprobar que sigue las regulaciones necesarias.

A pesar del rápido avance en los códigos QR, es improbable que estos sustituyan a los de barras 1D en los comercios, y como lo mencionamos, uno complemente al otro.

En cualquiera de nuestras sucursales y en nuestro sitio web podrán encontrar información sobre los modelos de impresoras de etiquetas TOSHIBA y Honeywell con los que contamos, así como del software especializado para esta aplicación: Bartender de Seagull Scientifica, herramientas que le permitirán imprimir de manera veloz y sencilla códigos 1D, 2D -como el QR- y más. Si tiene alguna duda o necesita asesoría sobre cómo imprimir un código de barras, puede comunicarse con nosotros vía telefónica o por correo electrónico. En TEC Electrónica tenemos un equipo de expertos en todo tipo de aplicaciones de código de barras para el que será un placer ayudarle.

Publicaciones recientes
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt