Razones por las cuales preferir consumibles para impresoras originales

Home / Consumibles para impresoras / Razones por las cuales preferir consumibles para impresoras originales




Razones por las cuales preferir consumibles para impresoras originales

En publicaciones anteriores en el blog de TEC Electrónica hablamos de las diferentes funciones que integran los equipos de impresión inteligentes que podemos encontrar actualmente en el mercado, así como de algunos de los puntos básicos a tomar en cuenta para garantizar su correcto funcionamiento, como reemplazar periódicamente los consumibles para impresoras que éstas requieren para operar.

Como sabrás, una de las ventajas de los equipos de impresión inteligentes es que integran alertas especiales para notificar al usuario el momento en que requieren un reemplazo de consumibles. Estas alertas pueden presentarse únicamente mediante señales lumínicas integradas en el equipo, o bien, señales lumínicas acompañadas de una notificación enviada vía remota al ordenador que se encarga de administrar el equipo; es gracias a estas notificaciones que los usuarios pueden tomar acciones inmediatas para el reemplazo de consumibles, lo que les permite evitar que el trabajo se vea interrumpido. Si bien, reemplazar los consumibles cuando es necesario, es un paso indispensable para garantizar el funcionamiento de los equipos, por sí mismo no resulta suficiente para que los trabajos de impresión se realicen de manera correcta, especialmente hablando del tóner. También es fundamental que los consumibles que se empleen sean de buena calidad y en esta ocasión hablaremos precisamente de ello.

Hoy en día resulta bastante sencillo encontrar alternativas genéricas a los tóners originales, las que resultan altamente atractivas debido al menor precio que tienen. Sin embargo, como se dice popularmente, “lo barato sale caro” y muchas veces, en un intento por ahorrar dinero adquiriendo tóner genérico, o bien, optando por uno reciclado, terminamos comprometiendo no sólo la calidad de los trabajos de impresión que generamos, sino también la vida útil del equipo y en un caso extremo, hasta la seguridad de las personas encargadas de su operación.

Esto se debe a que los cartuchos de tóner genéricos y reciclados muchas veces no reúnen los requerimientos de calidad necesarios para que su uso resulte seguro. Por esta razón recomendamos que cada vez que vayas a reemplazar consumibles para impresoras prefieras los tóner originales, diseñados especialmente para el modelo de equipo con el que cuentes y de conformidad con las especificaciones de su fabricante. Usar un cartucho de tóner original, de entrada, tiene la ventaja de contar con una garantía proporcionada por el fabricante, de modo que en caso de que resulte defectuoso cuentas con protección ante los daños derivados por su uso. Además, debido a que los cartuchos están diseñados especialmente para un modelo específico de impresora, puedes tener la confianza de que el tóner tiene todas las configuraciones especiales para que se integre perfectamente al equipo, así no existen riesgos de incompatibilidad que pueden, tanto generar impresiones de mala calidad, como causar daños al equipo.

Otra ventaja de los cartuchos originales es que permiten aprovechar el tóner al máximo; esto quiere decir que desde el momento en que se solicita el primer trabajo de impresión, hasta que se genera el último, el tóner arrojará impresiones de buena calidad. Podría pensarse que con un cartucho genérico esto también es posible, sin embargo, si comparas el rendimiento podrás darte cuenta de que los cartuchos genéricos comienzan a generar impresiones de mala calidad cuando el nivel de tinta se encuentra por debajo del 15 o 30% de su capacidad, por lo que tendrás que reemplazarlo en menos tiempo que uno original. Por otro lado, si consideramos la calidad de impresión, los cartuchos genéricos y reciclados en muchas ocasiones generan impresiones con fallas, lo que exige generar el mismo trabajo varias veces hasta obtener una buena impresión, y obviamente, implica mayor gasto de tóner y de otros consumibles, como el papel.

Ahora bien, en lo referente a las alertas que notifican cuando el nivel de tóner está bajo y requiere de un reemplazo, con los cartuchos originales se obtiene una lectura precisa, mientras que con los cartuchos genéricos la medición del nivel de tóner no es muy confiable. Con esto, los riesgos de interrupción de trabajos de impresión son mayores utilizando un tóner genérico. Las desventajas que hasta ahora hemos mencionado respecto al uso de tóner, también se ven reflejadas en las necesidades de mantenimiento que requiere el equipo. La composición de los cartuchos de tóner es potencialmente tóxica y si no son manejados con precaución, o bien, si el contenido no es de buena calidad o presenta alteraciones, o si el cuerpo del cartucho está dañado, los riesgos para los usuarios y para el equipo son mayores; además de que las impresiones pueden salir manchadas, con líneas o presentar diferencia de intensidad. Por la pérdida del contenido del cartucho los usuarios pueden sufrir irritación en vías respiratorias, en los ojos y en la piel y el equipo requerir de un mayor mantenimiento pues la acumulación de polvo de tóner puede dañarle y generar problemas de funcionamiento que requieran de servicio técnico de inmediato. Por tanto, en un corto tiempo, el dinero que se ahorró con la compra de tóner, se convierte en un gasto mayor, tanto por costos de mantenimiento como de pronto reemplazo de los cartuchos y el incremento de uso de otros consumibles, y al no contar con una garantía por el mal funcionamiento del cartucho, estos gastos tienen que ser absorbidos por el usuario, sin mencionar que la garantía del equipo no será válida por daños si no se utilizaron los consumibles para impresoras recomendados por el fabricante.

Como puedes ver, usar cartuchos genéricos y reciclados puede traer muchos problemas, y al valorarlos en función del supuesto beneficio económico que ofrecen, demuestran que no son una buena opción. Si consideramos además que las constantes fallas, la mala calidad de las impresiones que generan, la necesidad de reemplazo constante, los riesgos que implica cualquier desperfecto que presenten y las tareas de mantenimiento que exigen, podemos notar que demandan una mayor inversión de tiempo y esfuerzo, lo que entorpece las tareas en el entorno donde se estén empleando.

Por todo esto, recomendamos que siempre prefieras consumibles originales y sigas las instrucciones de uso del fabricante para garantizar su correcto funcionamiento. Los cartuchos originales son también una opción que resulta más amable con el medio ambiente pues muchos fabricantes cuentan con programas de reciclado gratuito, y se encargan de recoger los cartuchos para disponer de ellos de manera responsable, pues los residuos de tóner que no pueden ser aprovechados se destruyen, y lo que sí se puede utilizar, se procesa para generar nuevos productos.

Si estás buscando consumibles para impresoras, en TEC Electrónica tenemos lo que necesitas. Contáctanos y encuentra los consumibles que tu impresora o multifuncional necesita.

Publicaciones recientes
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt