Ventajas del uso de un lector de código de barras inalámbrico

Home / Blog / Ventajas del uso de un lector de código de barras inalámbrico




Ventajas del uso de un lector de código de barras inalámbrico

En publicaciones anteriores en el blog de TEC Electrónica presentamos algunos de los entornos donde la implementación de sistemas de identificación basados en código de barras ofrece muchos beneficios. Es especialmente en donde se requiere un gran control en la trazabilidad de productos y servicios donde se identifican las mayores ventajas y es por esta razón que cada vez son más los establecimientos minoristas que adoptan su uso. De igual manera hablamos anteriormente de las características que deben presentar las impresoras de etiqueta y los consumibles según las necesidades de cada entorno y de la importancia de elegir equipos que respondan a los requerimientos específicos de cada aplicación que se les dará. Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de otro elemento imprescindible en un sistema de identificación de este tipo, en esta ocasión hablaremos de los lectores de código de barras, enfocándonos a los que funcionan de manera inalámbrica.

Como ustedes podrán suponer, un sistema de identificación automática que se base en códigos de barras, además de requerir de un software para generar los códigos, una impresora para etiquetado y sus consumibles, necesita de un ordenador con una base de datos y scanners de código de barras. Los scanners son fundamentales y cumplen la función de leer y capturar los datos contenidos en los códigos, que en la mayoría de los casos se encuentran impresos en la etiqueta empleada para la identificación de productos y documentos.

Tal y como ocurre con el resto de los elementos de estos sistemas de identificación, de la adecuada elección de los scanners o lectores depende en gran medida la eficiencia de la solución de identificación. Por tanto, se recomienda seleccionar aquellos que reúnan las características que los hagan adecuados para el tipo de aplicación que se les dará. Existen lectores fijos, pero, en los últimos años, los inalámbricos han comenzado a ganar popularidad gracias a la versatilidad que ofrecen, permitiendo la lectura y captura de información contenida en los códigos directamente en las áreas de trabajo donde sea requerido.

Los scanners son dispositivos optoelectrónicos con diseño portátil para leer los códigos de barras y aunque existen hoy en día varias tecnologías, en general su funcionamiento se puede explicar con los de tipo láser, los cuales basan su funcionamiento en la emisión de uno o varios rayos de luz láser a través de una ventanilla frontal. Cuando estos rayos de luz láser se reflejan en la superficie de lectura hacia el propio scanner, un receptor especializado se encarga de detectarlos a partir de la interpretación de la intensidad del rebote de luz sobre el código. De este modo el scanner recaba la información necesaria para decodificarla y acceder a los datos asociados con el código correspondiente, los que se encuentran asentados en una base de datos, o bien, en el caso de códigos bidimiensionales como los Códigos QR, pueden estar contenidos en el propio código.

Es por sus características que los scanners se catalogan como dispositivos periféricos de entrada y, como ya mencionamos, trabajan de manera conjunta con un ordenador. A diferencia de los scanners fijos, los inalámbricos envían al ordenador vía remota, haciendo uso de tecnologías como Bluetooth, WiFi u otro tipo de radiofrecuencia propietaria del fabricante, los datos que recaban en la lectura. Con los scanners inalámbricos no es necesario que el receptor se encuentre cerca del lector, de modo que se puede ahorrar mucho tiempo y economizar esfuerzos en la lectura de las etiquetas, además de que evitan el peligro de tropezar con un cable en entornos peligrosos.

Los scanners inalámbricos se emplean para leer los códigos impresos en diferentes soportes, y si bien, ofrecen beneficios exclusivos, presentan las mismas características básicas que los lectores convencionales fijos que se conectan mediante un cable con el ordenador para el procesamiento de los datos recabados. La ventaja identificada como más importante en el uso de estos dispositivos es que se prescinde de la escritura manual de los caracteres que conformen el código en un teclado, de moto tal que los flujos de trabajo se ven agilizados, se reducen los tiempos de espera de los clientes y se reducen también los riesgos de cometer errores al momento de identificar los productos. Sin embargo, hay ciertos factores a considerar para que realmente se logren disfrutar los beneficios que ofrecen, tales como el límite máximo de distancia para la lectura de código de barras y los requerimientos de inclinación del scanner para que la lectura se haga correctamente, pues si estas condiciones no se respetan la reflexión de la luz proyectada sobre la superficie a leer no podrá ser detectada por el scanner.

Los lectores de códigos de barras inalámbricos se componen por una ventanilla para la emisión y recepción de luz, un disparador que activa la emisión del láser, una cubierta para la protección de los circuitos internos, contactos de carga para recargar la batería interna y una base de recepción para colocar el lector. La base receptora debe contar con una antena para recibir los datos recabados por el scanner vía remota, un conector de alimentación y un adaptador de corriente. Las especificaciones técnicas, así como el diseño de cada scanner varían de un modelo a otro, las que se deben revisar antes de tomar una decisión de compra. En este punto, la elección de los estándares que emplean para transmitir la información hasta la base u ordenador es importante y es, generalmente, WiFi o Bluetooth, como ya se mencionó. El WiFi se basa en el uso de ondas de radiofrecuencia denominadas estándar IEE 802.11x que tiene una velocidad de transmisión de datos de hasta 54 Mbps, y el Bluetooth también se basa en el uso de ondas de radio, pero permite la transmisión de datos a una velocidad promedio de 1 Mbps y su alcance es mucho más reducido que el del WiFi (alrededor de 10m como máximo).

Los scanners inalámbricos, por todas las características que presentan, son ideales para implementar su uso en entornos donde se llevan a cabo actividades que requieren de portabilidad, como el levantamiento de inventarios físicos, bodegas y almacenes. En futuras publicaciones en este blog hablaremos de las opciones de aplicación y presentaremos a mayor detalle los beneficios de su uso.

Les recordamos que en TEC Electrónica contamos con todo lo necesario para la implementación de un sistema de identificación basado en código de barras. Para conocer las soluciones que ponemos a su alcance, no duden en visitar nuestro catálogo en línea o a ponerse en contacto con nosotros, en TEC Electrónica con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt