La evolución de las copiadoras hasta la aparición de las multifuncionales

 En Copiadoras

Si planean comprar copiadoras o unidades multifunción, vale la pena que consideren todo el recorrido requerido para llegar a tales soluciones tecnológicas, que, actualmente, son indispensables en oficinas, escuelas, edificios del gobierno, entre otros. Continúen con esta publicación para que conozcan la evolución e historia de estos equipos que encontrarán en el catálogo de TEC Electrónica.

Todo inició en el siglo XV…

Muchos historiadores discuten el origen del fotocopiado, lo que ha creado confusión en este tema. Existían en el pasado técnicas de impresión que pueden considerarse su antecesor, no obstante, la mayoría de los especialistas consideran que sus orígenes se remontan en el siglo XV, cuando Johannes Gutenberg creó la imprenta.

Los procesos de duplicación de documentos permitieron a las personas tener acceso a la cultura de la información, que estaba reservada para los sacerdotes, la aristocracia y los religiosos, no solo porque el conocimiento era para las mentes más privilegiadas, sino también porque los libros y documentos de aquellas épocas eran contenidos en manuscritos manuales, que eran muy limitados.

A partir de la invención de la imprenta, la ambición del ser humano por crear máquinas cada vez más sofisticadas no paró, por lo que los inventos continuaron su evolución, mientras que la humanidad se encaminaba hacia el progreso y el conocimiento. En el año de 1867, se creó la primera máquina de escribir, un aparato que incrementó las posibilidades de duplicar documentos.

Antes de la llegada de las copiadoras, reproducir un documento no era una tarea sencilla, pues requería de una gran inversión de tiempo y mucha paciencia para evitar errores de redacción y de «dedo». Con respecto a los trabajos más cercanos a la técnica de fotocopiado, estaban relacionados con la fotografía y la mimeografía.

Ahora en el crepúsculo del siglo XIX y al comienzo del siglo XX, lo más común para duplicar un documento era el uso de papel carbón («papel calca», como es conocido comúnmente); sin embargo, en 1903, el norteamericano G. C. Beidler descubrió el modo de realizar una reproducción rápida de un documento a través de una especie de revelado instantáneo que parecía una fotografía.

El invento fue presentado en 1906, no obstante, distaba mucho de parecerse a las fotocopiadoras que conocemos actualmente y que nos hacen la vida en la oficina y el hogar mucho más sencilla. La humanidad tuvo que esperar muchos años más para conocer las fotocopias actuales. Fue en 1938 cuando un científico norteamericano llamado Chester Carlson, sacó la primera copia exitosa en papel por medio de un sistema llamado xerografía.

La palabra xerografía derivaba del griego xeros (seco) y graphos (escritura) y hacía honor a la técnica que utilizan estas novedosas máquinas de impresión en seco. La creación de este invento desencadenó una revolución total en la forma de difundir documentos en el mundo, pues la reproducción de un documento escrito era mucho más sencilla y rápida, además el error humano era mucho menor que con las técnicas más rudimentarias.

No obstante, la ambición de los seres humanos por crear  copiadoras cada vez más efectivas y eficientes, llevó a una constante evolución de los sistemas de fotocopiado. De esta manera, se introdujo al mercado la primera fotocopiadora xerográfica automática en 1959. Fue liberada como un artefacto comercial, debido a que sólo bastaban 15 segundos para que saliera una copia clara y nítida, mientras, las siguientes copias tardaban alrededor de 75 segundos.

Lo anterior es un tiempo reducido si se toma en cuenta el poco desarrollo tecnológico que había alcanzado la humanidad en ese momento. Todo este progreso en el copiado de documentos permitió a las personalidades más importantes de la época definir a la fotocopiadora como uno de los inventos más destacados y notables del siglo XX.

No obstante, el progreso de esta herramienta no pararía allí. La obsesión por su perfeccionamiento y la adaptación a las nuevas tecnologías se convirtieron en una obligación para la copiadora, ya que, de no hacerlo, probablemente se vería superada por otras herramientas, como las impresoras o los documentos digitales, que, en la actualidad, ganan terreno frente a los documentos impresos.

En la década de 1970, los desarrolladores de copiadoras, se percataron de la importancia que estaba cobrando el mundo de las computadoras, por tal motivo, fue necesario crear nuevos sistemas de fotocopiado que permitieran vincular los procesos electrónicos y digitales con el dispositivo de copiado.

Gracias a esto, las empresas más sofisticadas pudieron imprimir y copiar documentos directamente desde su computador, lo que facilita sus labores y mejora sus procesos de producción; sin embargo, aquí no paró su evolución, ya que la era de la información trajo consigo nuevos inventos y dispositivos que hicieron la vida de los seres humanos más sencilla.

La aparición de las multifuncionales

A principios del nuevo milenio, la ciencia y la tecnología experimentaron cambios y avances muy importantes, que permitieron que las fotocopiadoras evolucionaron de forma impresionante. Actualmente, existen máquinas mucho más complejas a las que denominaban impresoras multifuncionales, que son muy ventajosas para las pymes, escuelas, oficinas gubernamentales, entre otras instalaciones.

Las multifuncionales incluyen varias funciones, como fotocopiado, impresiones (ya sea en blanco y negro o a color) fax, conexión a internet, impresión desde memorias USB, discos duros de almacenamiento seguro, entre otras, que facilitan el trabajo en las oficinas. Se trata de máquinas impresionantes y es seguro que su evolución continuará, quizás en el futuro, este tipo de impresoras también tendrán la función de imprimir objetos 3D para presentar proyectos de arquitectura o de ingeniería de forma inmediata.

Ahora bien, actualmente, hay una gran variedad de modelos capaces de prescindir de los ordenadores y leer la información a imprimir, crear copias directamente desde una memoria USB, enviar fax sin requerir conexión directa al módem, escanear y guardar información de forma directa en una memoria USB, entre otras funciones interesantes.

Estos equipos pueden clasificarse en dos grandes tipos:

  • Multifuncional de inyección de tinta.
  • Multifuncional láser.

Ambos simplifican los procesos de trabajo, y en el caso de los equipos de inyección de tinta, necesitan cartuchos con tinta líquida, de los colores primarios cian, magenta, amarillo y negro, que permiten una gran gama de colores al combinarse, mientras que los equipos de tecnología láser utilizan cartuchos de tóner a base de polvos de los mismos colores arriba mencionados. La intención principal de ambos tipos de equipos es la de centralizar las tareas de las impresoras, escáneres y fotocopiadoras en un solo equipo, lo que ahorra espacio y dinero a la vez que aumenta la productividad. Con respecto a los componentes que permiten su funcionamiento tan estimado, destacan los siguientes:

Cabezal de inyección de tinta

Se trata de la pieza más sofisticada y compleja de una multifuncional pues consiste en una placa con miles de microperforaciones que fungen como inyectores que, de forma precisa, expulsan la tinta mediante impulsos eléctricos.  Su exactitud es posible por un sensor infrarrojo y una cinta transparente en los laterales del carril. La desventaja de esta tecnología es que los mencionados cabezales tienden a taparse cuando la tinta se seca en ellos, requiriendo mucho mantenimiento y desperdicio de tinta al intentar limpiarlos.

Bomba de vacío

Se ubica generalmente en la parte trasera de los cartuchos de tinta líquida y produce succiones interválicas en un circuito neumático complejo, que libera la tinta de los cartuchos y la impulsa por medio de bombas hacia las tuberías, que la envían hasta el cabezal y recorren toda la anchura de la impresora. Es crucial para que la tinta llegue a su destino.

Entrada de papel

Se trata de un rodillo que gira a la par que la bandeja empujada contra él para capturar una hoja de papel. El sistema es complementado con sensores que detectan la presencia de las hojas.

Limpieza

El cabezal reposa en él cuando no es usado, además realiza limpieza al activar o desactivar la multifuncional. Se conforma por múltiples esponjas que recogen la tinta sobrante y limpian el cabezal.

Depósito de tinta

La tinta limpiada del cabezal es pasada a un depósito de tinta, que consiste en una bomba y tubo conectados al mecanismo de limpieza. Dentro del depósito hay una esponja con alta capacidad para operar miles de ciclos de limpieza.

Ahora bien, las fotocopiadoras aún son ampliamente utilizadas, no obstante, muchos se inclinan por una unidad multifuncional, debido a las ventajas que ofrece, como:

Opciones personalizadas

Pueden satisfacer muchas necesidades, como copiar, escanear, imprimir y enviar faxes. Los equipos multifunción no solo ahorran tiempo, sino que también son más cómodos, especialmente si consideran que, actualmente, es posible operarlos desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Compatibilidad

Los modelos más avanzados cuentan con opciones de conexión y uso remoto. De esta manera, es posible conectarse a la red inalámbrica WiFi para imprimir, además es posible usar la impresora con un teléfono móvil o una Tablet, debido a la inclusión de aplicaciones.

Ahorro de espacio

Su implementación evita la acumulación de múltiples equipos con funciones distintas. De esta manera, pueden mejorar su lugar de trabajo, evitar el cableado en el piso, que es poco estético y fuente de accidentes. Los ejemplares actuales son muy compactos y fáciles de utilizar, además poseen paneles de control intuitivos y áreas accesibles de recarga de tinta.

Ahorro energético

Son útiles si desean implementar prácticas sustentables, debido a que no requieren conectarse múltiples equipos al mismo tiempo. Además, las unidades multifunción tienen un modo de suspensión, que puede activarse para no usar tanta energía durante su reposo, lo que, a lo largo del tiempo, redunda en relevantes impactos ambientales.

Rentabilidad

Muchos evitan los ejemplares multifunción, debido a que su precio inicial es mayor, no obstante, si consideran el precio de una fotocopiadora, escáner y otros equipos, notarán que resulta una inversión ventajosa. Incluso pueden rentar su equipo para obtener ingresos adicionales en temporadas donde no la requieran tanto.

Ya sea que prefieran una copiadora o una multifuncional para su oficina, no duden en contactar a los especialistas de TEC Electrónica. Somos una empresa distribuidora de marcas célebres, como TOSHIBA, que se especializa en la fabricación de copiadoras, impresoras y multifuncionales.

Contamos con una amplia gama de equipos especializados para el copiado y la impresión de documentos, además de que podemos ofrecerle servicios administrados de impresión para que pague solo una pequeña renta por el equipo cada mes y se olvide de su mantenimiento y toners, brindándole una comodidad y economía sin par. Si desea más información de nuestra venta de multifuncionales en México, por favor complete el formulario de contacto de nuestro sitio web.

Publicaciones recientes
whatsapp