Tipos de materiales para etiquetas

 En Blog

Una gran parte de las empresas que se dedican a la manufactura requieren etiquetas. No son solo un componente para los productos individuales, sino que también se utilizan para identificar cajas en las que se envían productos electrónicos o en las que se despachan muchos productos individuales, por ejemplo. De este modo brindan información fundamental sobre los artículos y sobre el contenido, peso y dimensiones de empaques no diseñados para la venta al público. Antes de etiquetar su producto, una parte importante del proceso es elegir cuál es el mejor material para el etiquetado.

Distintos materiales de etiquetas para distintos productos

Existe una amplia variedad de materiales con distintas resistencias, durabilidad, acabados y formas de uso. Según los materiales elegidos, serán las características de las etiquetas y cómo resaltarán en el producto. Dependiendo del tipo de producto, las características de la etiqueta deberán ceñirse a ciertos aspectos legales concernientes a su manejo y uso, o únicamente para brindar información.

En el caso de los productos comerciales, se debe incluir en la etiqueta el código de barras, que aumenta la eficiencia de los negocios, además es una herramienta comercial y logística que permite identificar automáticamente los artículos en un punto de venta o mediante un dispositivo portátil a través de la lectura óptica de un escáner. Esto hace más eficiente mantener un control del inventario del producto y conocer su información previamente almacenada en una base de datos.

Antes de elegir el material adecuado para la etiqueta, que sea acorde al material del producto, su envase o empaque, deben elegir qué tipo de etiqueta utilizarán. Los ejemplares autoadhesivos son los más comunes, debido a su fácil uso y aplicación. Tienen una cara impregnada con adhesivo, lo que permite que se adhieran a una superficie lisa, como una botella o un frasco.

Son también las más versátiles que existen en el mercado y pueden encontrarse en distintos materiales, como estucado, papel verjurado, material metalizado, polipropilenos blancos o transparentes, térmicos, antigrasa, resistentes a la humedad, entre otros. Una etiqueta autoadherible puede imprimirse en distintos sistemas y equipos, desde el sistema offset, tipografía, flexo impresión, serigrafía o impresoras térmicas de código de barras, como las de la marca Toshiba. Pueden también imprimirse convenientemente para tirajes limitados

Una etiqueta térmica puede imprimirse en diferentes colores y acabados. Se encuentra en rollos para ser dispensada por etiquetadoras. Los ejemplares térmicos no protegidos están diseñados para aplicaciones en las que su exposición o vida útil es corta, como en la logística, distribución comercial, entre otras. Las térmicas protegidas son para los casos en que requieren una mayor durabilidad, ya que tienen alta resistencia ante roturas, intemperie, humedad, entre otros factores ambientales y de uso.

El etiquetado térmico no protegido es común en la industria alimentaria para identificar productos frescos, congelados o que requieren refrigeración, entre otros perecederos. La etiqueta en relieve cuenta con un estampado en seco para dar más resalte a los logos o partes en específico de ella, lo que otorga una distinción en el diseño final.

Ofrece un acabado de alta calidad con detalles en el diseño muy atractivos mediante relieves en 3D realizados a presión. Se trata de una técnica que permite aportar altura a los elementos haciendo que destaquen respecto al resto, y dando un acabado de calidad que ofrece un valor añadido a los productos. Ahora bien, los materiales que utilizan las etiquetas pueden ser de papel, metalizados (como el aluminio) o de materiales sintéticos.

En el caso del papel, existe una amplia gama de papeles que pueden ser utilizados. Generalmente, se usan en grandes gramajes para garantizar su resistencia. Los más comunes son el papel mate, el couché, el térmico mate o con brillo y el estucado, aunque este material no es recomendable para productos que están expuestos a altos niveles de humedad o serán expuestos a la intemperie, ya que el papel se degrada rápidamente en ciertas condiciones, aunque puede ser cubierto con una capa sintética de polímero para aumentar su durabilidad.

Los materiales metalizados, como el poliéster plata, utilizado ampliamente para identificación de activos, tienen alta resistencia a la humedad y la exposición al ambiente, no obstante, suelen ser los más caros. El mejor material para su aplicación dependerá del tipo de producto y de las condiciones en las que se manejará, transportará y almacenará, tanto en fábrica como en el punto de venta.

También deben determinar si requieren una etiqueta permanente, removible, semipermanente o de base acrílica, ya que, según el tipo de etiqueta, será el tipo de envase que soporte, como el PET, cartón, plástico, metales, vidrio entre otros.

Impresoras de etiquetas: un elemento importante

Para la impresión de las etiquetas, existe una gran variedad de impresoras que permiten su producción, tanto a bajo como a altos volúmenes y a precios muy asequibles. Al elegir la impresora se debe tener en cuenta el tipo de materiales que soporte, la calidad de la impresión, si es monocromática o a todo color, la velocidad de impresión y el volumen de impresiones por minuto.

Entre las impresoras más utilizadas a nivel profesional, destacan las impresoras de transferencia térmica. Son recomendadas para entornos donde se necesitan automatizar procesos, como tiendas departamentales, almacenes, bibliotecas, puntos de venta, centros de distribución, entre otros. Encontrarán varios tipos, como impresoras de códigos portátiles hasta robustos modelos de uso industrial. Todas son capaces de imprimir código de barras, códigos bidimensionales, serializar, imprimir desde bases de datos o imágenes.

Usan la tecnología térmica directa y/o de transmisión térmica, que está presente en el mecanismo de su cabeza de impresión. Al terminar la impresión, la etiqueta estará lista para usarse con aplicaciones compatibles de identificación de activos fijos, inventarios, rastreo de activos, control documental, manejo de almacén y venta de ruta, entre muchas otras. Son varios los beneficios que ofrecen, como ahorros de dinero, mejoras en los procesos con altos volúmenes de producción, eficientar tiempos de respuesta y facilidad de identificación y localización de productos en general.

Las impresoras pueden ser portátiles, semi industriales, industriales o de escritorio. Las etiquetas que imprimen pueden estar protegidas contra el agua, el calor, polvo, solventes químicos, la luz ultravioleta, entre otros agentes y, como arriba mencionamos, es posible imprimir sobre distintos materiales, tales como:

  • Presenta excelente adhesión al plástico y son ideales para etiquetar libros, documentos en general y estanterías donde se puede limpiar la etiqueta y mantener la información.
  • Papel térmico directo. Es ideal para etiquetados de baja duración, que no serán sometidas al sol y humedad. Se recomienda para altas rotaciones, ya que duran seis meses aproximadamente.
  • Papel fosforescente. Durante entre seis y doce meses y son útiles para identificaciones mediante luminosidad. Son usadas para seleccionar cajas o mercancías de distintos colores, o bien para realizar inventarios de productos que se encuentran a grandes distancias de los operadores (materiales reflectivos de alta visibilidad).
  • Papel holográfico. Se recomienda para crear distintivos en empaques o documentos o para etiquetados de reconocimiento visual.

Software para creación de etiquetas

Otro elemento crucial es el software para diseñar etiquetas. Actualmente, hay negocios que usan rotuladores o marcadores para escribir sobre el etiquetado, no obstante, esto es poco conveniente, ya que se trata de un proceso muy lento. El software agiliza su creación y ofrece notables ahorros de tiempo y dinero. Permite varias aplicaciones imposibles de obtener con procesadores de palabras, como generar códigos de barras bidimensionales,  obtener información de varias bases de datos, crear sistemas completos de codificación de distintos formatos de tags RFID, entre otros.

El software simplifica el proceso de acomodar una mayor variedad de etiquetados y opciones de diseño sin importar las dimensiones de la etiqueta. La mayoría de los programas permite reformatear textos, añadir imágenes y acomodar información variable. No todos los softwares estándar son funcionales para estas aplicaciones, ya que, en algunos casos, se requieren soluciones personalizadas. Afortunadamente, existen algunos, como BarTender, que incluye muchas funciones y permiten diseñar etiquetados acordes a las necesidades del negocio.

Hay varias razones por las que deben inclinarse por BarTender, como su uso intuitivo y la extraordinaria flexibilidad que brinda para la generación del etiquetado. Es conocido mundialmente por ser el software de impresión de stickers y tags más versátil, teniendo sus desarrolladores ya más de tres décadas de experiencia; además permite mejorar la seguridad, eficiencia, confiabilidad y cumplimiento de normas mediante la optimización de procesos de impresión y etiquetado.

Acelera la transformación de la cadena de valor mediante la habilitación de la planificación integrada, además genera etiquetas precisas y avisos llamativos para incentivar el deseo de compra.

Permite crear y administrar formatos de etiquetas estándar y un esquema de serialización accesible en todos los equipos de impresión, lo que es una estrategia eficiente. Proporciona también plantillas Intelligent TemplatesTM, que facilitan la adaptación del tamaño de la impresión. Facilita la configuración de escenarios complejos de impresión, además responde a las cambiantes necesidades comerciales de manera rápida, precisa y segura.

Con BarTender pueden imprimir desde cualquier sistema operativo, dispositivo o navegador web, además crear aplicaciones sofisticadas e impresión automática de solicitudes de transacciones de datos, solicitudes SDK o de servicios web, entre otros. Sus plantillas les permitirán producir muchos diseños versátiles sin generar muchos documentos independientes. Podrán indicar distintos parámetros a las etiquetas o instrucciones para imprimir e incluso tendrán la posibilidad de colocar contraseñas para evitar impresiones no autorizadas.

En TEC Electrónica contamos con una amplia variedad de impresoras de etiquetas de las marcas más reconocidas a nivel mundial, tales como TOSHIBA y Zebra, así como un gran catálogo de materiales y ribbons térmicos para que realicen impresiones en cualquier escala y diferentes calidades, y obviamente, ofrecemos también el software BarTender, de Seagull Scientific, en sus distintas versiones, para que generen de manera sencilla y versátil códigos de barras y tags RFID para un sinfín de aplicaciones.

Para conocer los productos con los que contamos, pueden visitar nuestro sitio web, donde pueden descargar sus fichas técnicas, o bien, visitarnos en cualquiera de nuestras sucursales, donde uno de nuestros especialistas les sugerirá el mejor modelo acorde a sus necesidades.

Publicaciones recientes
whatsapp