¿Cómo elegir el lector de código de barras más conveniente?

 En Código de barras

La competitividad entre negocios mayoristas es cada vez mayor, por lo que es importante optimizar la productividad y las actividades logísticas. Para lograr un buen posicionamiento y no quedar rezagado, es importante implementar tecnologías que permitan automatizar los procesos y mejorar las experiencias de compra. El código de barras es el mejor ejemplo de automatización y, pese a su invención hace décadas, es aún un método ampliamente utilizado.

Si desean implementar el sistema de códigos de barras para vender sus mercancías, es importante adquirir un lector o “scanner” de código de barras. La compra de uno de estos equipos no debe ser apresurada, ya que requiere el conocimiento de aspectos relevantes para elegir el mejor para su aplicación específica. Les diremos en esta publicación algunos de los aspectos que deben considerar antes de tomar una decisión de compra. Recuerden que en TEC Electrónica encontrarán tanto el respaldo de expertos en la materia como lectores de la más alta calidad, de las marcas líderes a nivel mundial.

¿En qué consisten y qué ventajas ofrecen?

Son una pieza indispensable en los puntos de venta, aunque también pueden usarse en almacenes para optimizar la logística y productividad. Se diseñan para extraer los códigos y enviarlos a un ordenador que efectúa su interpretación. Integran una tecnología láser para su implementación en pequeñas empresas y que asciendan de nivel debido a su capacidad de automatizar las compras.

Los escáneres poseen una fuente luminosa, que puede ser un diodo emisor de luz láser, por ejemplo. Cuando emiten el rayo de luz, éste rebota en un espejo doble, que se proyecta en un espejo móvil y es disparado después hacia afuera. También integra un segundo espejo, que ejecuta vibraciones a altas velocidades producidas por un electroimán. Es por ello por lo que puede notarse una franja, que consiste en diversos movimientos del espejo a alta velocidad y que no es perceptible para nuestros ojos.

Tras leer el código, el láser rebota sobre él y realiza un tránsito inverso: primero rebota en el espejo doble y después en el móvil, y al final se integra a un detector de luz donde accede el haz del láser.  El sensor puede identificar el rayo y reconocer si ha detectado una raya negra o blanca para convertir esos datos en lenguaje binario y decodificarlos.

El scanner de código de barras suele integrar la emisión de sonido cuya función es señalar las lecturas exitosas. Existen ejemplares con luz de confirmación también, la que se proyecta sobre el código leído para que los usuarios sepan si fue o no correcta una lectura. Es un mecanismo útil para entornos ruidos y en aplicaciones donde son necesarias bajos niveles de ruido, tales como hospitales.

Así es como la lectura de los códigos de barras es realizada convirtiendo la luz reflejada que regresa al lector a impulsos eléctricos que se traducen en datos binarios y luego son interpretados al decodificarse con el algoritmo correspondiente a la simbología en cuestión. Los lectores autodiscriminan los códigos, esto es, identifican automáticamente si se trata de un código 25, 39 o EAN, por ejemplo. Existen diversas razones por las que deben adquirir scanners de código de barras. Las más notables son las siguientes:

  • Simplifican la toma de inventarios.
  • Agilizan las ventas.
  • No presentan los errores derivados de las operaciones manuales.
  • Disminuyen las pérdidas y aumentan la seguridad de los activos.
  • Vuelven más visibles las mercancías.
  • Reducen la mano de obra y los costos operativos.

¿Qué considerar para elegir el ejemplar más conveniente?

Las personas que no están familiarizadas con esta tecnología pueden confundirse durante el proceso de compra, ya que son varios los aspectos que deben considerarse. Para ahorrarles largas horas de búsqueda, hemos simplificado todos ellos hasta encontrar los más importantes, que mencionaremos a continuación.

Modo de operación

Son principalmente tres los tipos de scanners que encontrarán en el mercado de automatización y les ayudarán a cumplir los objetivos del código de barras en su aplicación.

Manuales (tipo pistola)

Son los más usados en los puntos de ventas de diversos negocios minoristas, como tiendas de autoservicio, farmacias, entre otros. Integran un mecanismo que se activa al accionar un gatillo o en algunos casos al solo colocar los códigos frente a ellos. Si su negocio es pequeño, deben inclinarse por esta opción, ya que son baratos sin comprometer su calidad y alta resistencia. Presentan gran capacidad de lectura desde 20 centímetros hasta cinco metros.

Semifijos

Suelen utilizarse en escritores y mostradores de comercios. Son muy populares en aplicaciones como puntos de ventas con volúmenes medios de compras, como los de las tiendas de conveniencia. Son pequeños y cuentan con una pequeña base que les permite leer fácilmente los códigos de los productos que son deslizados frente a ellos.

Fijos para retail

Para su uso, tienen que empotrarse en el checkout. Son recomendables para negocios con altos volúmenes de transacciones y donde se usan sistemas con bandas de desplazamiento, tales como los supermercados. Son los más caros, por lo que no son convenientes para negocios minoristas, sin embargo, pueden ser funcionales para mayoristas. Si lo prefieren, pueden adquirir un modelo con báscula integrada para pesar los productos que se venden a granel directamente en el punto de venta.

Ambiente donde se usarán

Deben considerar el entorno donde utilizarán los lectores de  código de barras. Encontrarán dos tipos según esta clasificación.

Generales

Se refiere a instalaciones donde no hay condiciones ambientales hostiles ni riesgos como polvo, caída de mercancías, temperaturas extremas o alta humedad. Entornos de este tipo son las tiendas de ropa y abarrotes, farmacias, boutiques, entre otros negocios pequeños.

Industriales

Se refiere a entornos, como andenes portuarios, almacenes, fábricas y zonas de recepción de productos en exteriores o sitios expuestos a agentes como la humedad y el polvo. Se requieren lectores diseñados para resistir a las caídas y para funcionar confiablemente en condiciones adversas.

Tipos de códigos

Los equipos pueden leer códigos 1D, o bien 1D y 2D:

  • Códigos 1D. Reciben también el nombre de códigos unidimensionales o lineales y se usan comúnmente en empaques de productos y etiquetas. Requiere tecnología lineal para su lectura.
  • Códigos 2D. Reciben también el nombre de bidimensionales y son útiles para guardar mucha información en un espacio reducido. El uso de estos es cada vez mayor, principalmente por los códigos QR empleados en aplicaciones de consumo general, como links para descargar apps o para ver promociones comerciales desde anuncios impresos.

Modo de conexión

Son dos los tipos de conexiones existentes:

  • Requieren un cable para conectarlos a las computadoras. Pueden usar interfaz USB, Serial RS-232 o a teclado (KBW), entre otras.
  • Inalámbricos. Usan tecnologías como WiFi y Bluetooth para comunicarse con una base inalámbrica conectada localmente a una computadora con un cable como los mencionados en el párrafo anterior. Existen modelos que pueden trabajar hasta a 100 m de distancia de su base.

Si desean adquirir un lector para automatizar su negocio, contacten a los expertos de TEC Electrónica. Contamos con modelos portátiles, semi fijos y fijos para retail de la más alta calidad.  Envíennos un mensaje a través del formulario que encontrarán en nuestro sitio web si desean más información de los lectores de código de barras en la Ciudad de México que ofrecemos.

Publicaciones recientes
whatsapp