Mejoren sus relaciones con los clientes con etiquetas electrónicas

 En Etiquetas

El comercio electrónico es cada vez más popular entre los mexicanos, sin embargo, es poco probable que remplace las compras en tiendas físicas por muchas razones, por ejemplo, la velocidad de entrega, asistencia directa e incluso por poder revisar los detalles de los productos antes de comprarlos; sin embargo, los minoristas pueden quedar tecnológicamente rezagados en comparación con los comerciantes electrónicos. Una manera de actualizar las tiendas físicas es con la implementación de etiquetas electrónicas, que no solo las hacen lucir bien, también mejoran las relaciones con los clientes y les aportan muchos otros beneficios.

¡Cada vez más minoristas apuestan por las ESL!

Las etiquetas electrónicas, que pueden usarse de varias maneras para administrar las existencias, consisten en dispositivos digitales comunicados con los servidores centrales para que las actualizaciones de datos y cambios de precio se reflejen inmediatamente en toda la tienda, e incluso en cadenas enteras a un solo tiempo. Proporcionan información detallada sobre las mercancías y evitan pérdidas de tiempo para clientes y personal. Se trata de la ventaja más notable, sin embargo, pero van aún más allá. Hay diversas maneras en que una etiqueta electrónica puede mejorar la relación con los clientes y fidelizarlos, entre las que destacan las siguientes:

Combinación de lo físico y digital

Las etiquetas ESL, que son muy benéficas, pueden ser un auxiliar para combinan las ventajas de las compras digitales y físicas, pues sus variantes de tipo gráfico (con display de tinta electrónica o e-Paper) pueden desplegar códigos de barras QR, los cuales son un enlacen del producto con su representación virtual en un portal de eCommerce al escanear el cliente dicho código con su smartphone y ser redirigido a una página web. Su integración en una solución digital e integral en toda la tienda también ofrece oportunidades a los propietarios como usar comunicaciones de campo cercano (NFC) para orientar a los clientes hacia el artículo de su interés, en su versión en línea.

El concepto de “pasillo sin fin” es una realidad con el sistema de etiquetado electrónico, ya que permite que los productos ausentes en las estanterías o agotados se presenten mediante quioscos digitales en los dispositivos móviles de los compradores, lo que extiende la tienda física al mundo virtual y permite a los minoristas proporcionar más mercancías y artículos especiales sin necesidad de aumentar el espacio físico de muestra y almacenamiento.

La etiqueta también ayuda a los minoristas a conocer el comercio electrónico en tiempo real y modificar automáticamente los precios para que coincidan con la mejor oferta disponible en ese momento.

Personalización y dinamismo

Las etiquetas electrónicas destacan por su actualización automática y dinámica de precios por medio de la tecnología, lo que maximiza los márgenes de utilidad del minorista y propicia que queden pocos artículos sin vender. Esto aplica perfectamente incluso para productos fuera de temporada o perecederos.

Hablando de la aplicación de self-scanning, en la que el propio cliente escanea con su smartphone los productos que le interesan, se puede lograr una interesante sinergia entre el sistema de comercio electrónico y el de etiquetas electrónicas: los sistemas de eCommerce brindan ofertas específicas y personalizadas a los clientes con base en su historial de compras y escaneo de las ESLs en la tienda. De esta manera los minoristas pueden aplicar programas de recompensas y lealtad y volverlos más llamativos para el público joven que se inclina más por las compras electrónicas, además, centrarse en los productos que las personas prefieren comprar en línea con óptimos niveles de servicio.

Evitan líneas de pago y otras molestias para el consumidor

Una etiqueta ESL también permite que los clientes realicen auto-pagos. Se trata de una modalidad popularizada por grandes empresas como Amazon y que cualquiera puede implementar. Permite que las experiencias de compra sean más rápidas y fluidas gracias a que la etiqueta puede escanearse con dispositivos móviles y añadir el producto a una canasta para pagar después, además, evita las filas que son motivo de enfado para muchos consumidores. Algunas molestias comunes en las tiendas minoristas son:

  • Suelen tener miles de productos en los pasillos, por lo que es complicado actualizar los precios y asegurar que sean precisos.
  • El personal es poco y muchos los clientes, por lo que tiene que ir de un punto a otro rápidamente para ayudarlos.
  • Hay posibilidades de que los consumidores lleguen a la caja y se percaten de que el precio en el punto de venta es distinto al mostrado en el pasillo. Esto es, las inconsistencias entre el precio en el anaquel y en la línea de cajas provocan que algunos consumidores se sientan inseguros y prefieran no comprar.
  • Si los precios de los productos no están en el sistema, el personal debe solucionar el problema, lo que conlleva tiempo de espera para el cliente.

Las etiquetas electrónicas resuelven esos inconvenientes, ya que los precios e información proceden de una fuente única y nunca son imprecisos, además, permiten que los clientes obtengan información rápida al escanearlas con su teléfono como características, garantías, beneficios, información nutricional, etcétera. La información obtenida puede enriquecerse con lo que se desee y el personal de la tienda tendrá más tiempo para mejorar la experiencia de compra del público a través de un servicio personalizado, en vez de estar re-etiquetando productos durante largos periodos de tiempo por día.

Optimiza las operaciones con plataformas virtuales

Se espera que en el futuro las etiquetas digitales sean aún más accesibles y remplacen a las etiquetas de papel por completo. Tal visión representa un giro radical en términos de gestión y eficiencia. Los minoristas que buscan actualizarse pueden unificar la información de diversos puntos dispares en un solo formato y estructura gracias al almacenamiento de datos provenientes de sus sistemas de punto de venta tales como información de programas de fidelización, sistemas de administración de inventarios y cámaras que analizan el flujo de clientes en la tienda, y esta información servirá para la optimización de los precios y oferta de la tienda con ayuda de las ESLs.

Los propietarios de los comercios pueden, por medio de la fusión de datos en un formato práctico, detectar oportunidades para optimizar sus cadenas de suministro, la experiencia de compra, y mejorar constantemente los niveles de existencias para satisfacer los requerimientos de los clientes de una mejor manera.

No se trata únicamente de mejorar la tienda existente, sino también de establecer un enfoque nuevo para los minoristas que resista y se adapte a la creciente digitalización. Las etiquetas electrónicas interactúan con plataformas virtuales y herramientas estratégicas, las cuales pueden aprovechar los minoristas para combinar su información estructurada en la tienda con la no estructurada y disponible en línea, por ejemplo, sitios de reseñas, redes sociales, etcétera.

Es importante que adquieran un sistema de etiquetado de calidad y marca para mejorar sus relaciones con los clientes. En TEC Electrónica encontrarán el sistema de la marca Pricer, uno de los líderes en la tecnología a nivel mundial, el cual ofrece dos líneas de productos principalmente: etiquetas basadas en pixeles, con tecnología de e-Paper y en segmentos LCD. Ambas incluyen distintos modelos diseñados para cenefas de anaqueles y específicos para gancheras, congeladores y letreros de gran tamaño. Funcionan con durables baterías de ion de litio y todos los modelos de etiquetas Pricer pueden trabajar sincrónicamente en la misma tienda para adecuarse a sus requerimientos específicos. Para conocer más detalles de esta tecnología, por favor contáctennos a través de los datos que encontrarán en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes