6 formas de usar etiquetas electrónicas para administrar las existencias

 En Etiquetas electrónicas

Un sistema de etiquetas electrónicas para cenefas (ESL) es una herramienta cada vez más usada por los minoristas para mostrar precios de productos específicos. Las etiquetas son fijadas en el borde frontal de las estanterías, e integran pantallas de papel electrónico o cristal líquido (LCD) para mostrar la información del producto a los clientes. La visualización es permitida por una red de comunicación que actualiza las etiquetas de manera automática cada vez que se cambia el precio de un producto en el sistema BackOffice de la tienda. Es importante que un sistema de este tipo cuente con comunicación inalámbrica con alta confiabilidad, velocidad, buen alcance y amplia duración de las baterías

El sistema ESL es sumamente ventajoso para los minoristas

Los medios de comunicación inalámbrica pueden basarse en radio, infrarrojos o incluso en luz visible. Las etiquetas electrónicas ofrecen diversos beneficios, por ejemplo, disminuyen tiempos y costos de la gestión de tarifas, optimizan la precisión de la información y permiten «precios dinámicos», un concepto con el que los minoristas pueden modificar los precios por diversas razones, como igualar la demanda, superar a la competencia, crear promociones, entre otros.

Los minoristas pueden utilizar la tecnología ESL para optimizar la gestión de existencias y alertar al personal de la tienda cuando algún producto esté por agotarse y sea necesario su reabastecimiento. Algunos todavía prefieren los procesos manuales y las etiquetas convencionales, sin embargo, es un proceso que toma demasiado tiempo y conlleva imprecisiones debido a los errores que somos propensos a cometer los humanos. Con el uso de etiquetas digitales los minoristas pueden reducir las imprecisiones y pérdida de tiempo en trabajos que pueden hacerse más rápido. Pueden utilizarse de formas distintas, entre las que destacan las siguientes seis para administrar las existencias en las tiendas.

  1. Mostrar información detallada a los clientes

Los compradores, al ingresar a la tienda, descubrirán etiquetas electrónicas elegantes y atractivas, sin embargo, son más que meros objetos decorativos, ya que pueden proporcionarles información de utilidad, por ejemplo, los niveles de existencias actuales, sin que tenga que buscar a un asistente de tienda. Si un artículo se agota, la etiqueta puede mostrar la próxima fecha en la que estará nuevamente disponible, además, los modelos con capacidades gráficas pueden mostrar códigos de respuesta rápida («QR Codes»), los cuales permiten a los compradores encontrar sin dificultades el producto en línea para ver sus especificaciones, ordenarlo o conocer su disponibilidad en tiendas cercanas y de la misma cadena.

  1. Mostrar detalles de existencias a los minoristas

Para los minoristas y el personal de tienda, las pequeñas etiquetas digitales contienen información adicional de suma importancia que puede no significar nada para los clientes. Las etiquetas, al mostrar los niveles de existencias actuales tanto en la tienda como en el almacén, pueden contener códigos para alertar al personal de tienda sobre promociones para poner a la venta un producto específico, añadir artículos o estrategias de venta cruzada y sugerida. Pueden también identificar ubicaciones alternativas en la tienda para ciertos productos y evitar ventas perdidas cuando el producto que busca un cliente no está en su respectivo estante.

  1. Establecer niveles adecuados de existencias

Los minoristas, al adoptar el sistema ESL, pueden reaccionar de forma inmediata a los niveles de existencias que sean relevantes. Pueden también poner a la venta productos que presenten un movimiento más lento, controlar los niveles de existencias de alta demanda y movilizar con rapidez los productos dentro de los departamentos. La tecnología detrás del sistema ofrece muchas ventajas, por ejemplo, puede indicar la ejecución de promociones en artículos de temporada, lo que disminuye las pérdidas en artículos a punto de caducar. Para mejorar su gestión de existencias, descubran qué otros equipos y software deben tener en su negocio.

  1. Ayudar al personal a tratar con los clientes

Los minoristas pueden mostrar información de las existencias de forma directa en las pantallas de las etiquetas para ayudar al personal de tienda cuando trate con un cliente. En las tiendas de calzado, por ejemplo, la información sobre el tamaño del par y su disponibilidad pueden mostrarse en la etiqueta adherida al borde del estante, lo que permite que el personal vea si hay cierto tamaño disponible en el almacén sin tener que separarse del cliente. Si el tamaño no está disponible, el personal puede ayudar al comprador a averiguar si el producto que busca está disponible en línea o en otra tienda cercana.

  1. Ayuda a reducir tiempos y costos

Los tags electrónicos suelen contar con una función de codificación de datos y colores, utilizados para llamar la atención sobre un conjunto de bienes que debe actualizarse, que ha cambiado de ubicación o ha sido sustituido o eliminado. De esta manera es posible reducir el tiempo dedicado a buscar existencias, lo que permite al personal de la tienda centrarse en la venta de productos y en las demandas de los compradores, además, disminuir los costos laborales relacionados con la comprobación manual de existencias.

  1. Alertar antes de que se acaben los productos

Casi todo el agotamiento de los productos se realiza en la tienda y no en el stock, lo cual se debe a errores simples, por ejemplo, a causa de que el personal no actúa lo suficientemente rápido para evitar que disminuyan los niveles de existencias en las estanterías.

Los tags electrónicos, al vincular las herramientas de gestión de existencias con los datos del punto de venta, pueden alertar al personal cuando las existencias estén por agotarse o sea necesario reponerlas antes de que su ausencia se convierta en un problema y derive en pérdidas de ventas. De esta manera el personal tendrá más tiempo para enfocarse en la venta de los productos y en proporcionar un excelente servicio de atención al cliente.

El sistema ESL es un método probado y efectivo para que los minoristas disminuyan los costos relacionados con una gestión deficiente de las existencias. La tecnología ESL, además de administrar los productos y la visualización de precios, tiene numerosos usos actualmente y otras funciones están en desarrollo.

Debido a que la tecnología detrás de las etiquetas electrónicas tiene la capacidad de aceptar múltiples flujos de datos y presentar la información en el frente de las estanterías de forma significativa, dinámica y en tiempo real, sus posibilidades de uso son muy variadas, sin embargo, es importante que adquieran productos de calidad y de marca reconocida. Les recomendamos la línea de PRICER, la cual cuenta con múltiples características que pueden optimizar su gestión de precios y existencias. Si desean conocer más detalles sobre esta tecnología, por favor envíennos un mensaje y completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes