¿Por qué las etiquetas ESL son tan populares en supermercados?

 En código de barras en la Ciudad de México, Etiquetas

En países como Estados Unidos y Francia es cada vez más notable la automatización de procesos como el cambio de precios, pues repercute en la experiencia de los clientes y facilita las labores del personal. Uno de los elementos que permite la automatización son las etiquetas electrónicas o ESL.

Se trata de pequeños dispositivos que facilitan la identificación de los productos y eliminan los problemas implicados en el uso del etiquetado con base en papel. En México son aún pocas las cadenas de supermercados que utilizan esta tecnología, sin embargo, la tendencia de la automatización es notoria y muchos desean actualizarse por diversas razones, que mencionaremos en esta publicación.

Las etiquetas convencionales para supermercados pueden causar problemas

Las etiquetas convencionales son ampliamente usadas en nuestro país por su bajo precio, sin embargo, presentan diversos inconvenientes. Si dirigen un supermercado, probablemente su personal ha enfrentado la siguiente situación: un cliente toma un producto de algún pasillo y al acercarse a la caja encuentra que el precio marcado en el punto de venta es diferente al señalado en las estanterías, lo que termina en un conflicto entre él y el empleado.

Este problema puede paralizar la fila y causar incomodidad a los demás clientes que se mantienen en espera, incluso puede obligar a algunos a salir del establecimiento si solo hay una caja disponible. Inclusive hay videos de estos casos en YouTube, donde se muestra el conflicto por un error de precio en el etiquetado. Si ocurre, los clientes tienen derechos que pueden hacer valer como consumidores. Están respaldados incluso por la Procuraduría Federal del Consumidor en México.

La PROFECO ofrece algunas sugerencias si el precio no es respetado en los supermercados. En la Ley Federal de Protección al Consumidor se estipula que los proveedores tienen la obligación de respetar los precios mostrados y que deben estar siempre a la vista. La cantidad debe especificar intereses, seguros, impuestos u otros cargos adicionales que deben cubrir al comprar un producto.

Señala también que el consumidor tiene el derecho de exigir el respeto del precio del verificador y presentar una denuncia con una fotografía del precio señalado en las estanterías. Se trata de una situación que puede causar malos ratos a los dueños de supermercados y afectar las relaciones con clientes fieles. Las consecuencias de las diferencias de precios varían desde multas hasta el cierre del establecimiento. Pero ¿cómo eliminar este inconveniente? La mejor solución es reemplazar el papel por etiquetas ELS con comunicación infrarroja o por radio.

¿Por qué son cada vez más usadas las etiquetas ESL en supermercados?

Si bien el sistema implica una inversión inicial considerable, ofrece muchos beneficios tales como clientes más satisfechos al no encontrar discrepancias de precios y al destinarse más personal a su atención en vez de a etiquetar cenefas. Hay diversas razones por las que son cada vez más conocidas y usadas en este tipo de negocio. Las más notables son las siguientes:

Disminución de costos

A pesar de la inversión inicial, permiten optimizar los presupuestos y reducir costos. La automatización de los precios elimina los errores humanos que conllevan pérdidas de dinero, además, vuelve más sencilla la actualización de precios para maximizar márgenes de utilidades atendiendo a la demanda específica en un momento dado e incrementa la competitividad. Ayuda también a evitar fuertes sanciones por errores en el etiquetado.

El uso y la impresión de etiquetas a medida que cambian los precios deriva en altos costos a largo plazo. Con el etiquetado electrónico los costos disminuyen importantemente. Se evitan también molestos y costosos procesos como gestión de quejas por las diferencias de presiones y controles de precios en anaqueles.

Optimización del proceso de compra

Uno de los principales objetivos de los supermercados es hacer que los clientes tengan una buena experiencia de compra. Las etiquetas digitales facilitan el cumplimiento de ese objetivo, ya que permiten que los clientes obtengan información adicional que puede incluirse en las etiquetas según su tipo. Podrán acceder a información actualizada y sentirán más comodidad y confianza hacia los precios.

El etiquetado electrónico también elimina los errores de precios, que pueden derivar en conflictos con los clientes y pérdidas de compradores fieles. Permiten activar descuentos o promociones de forma automática gracias a la transmisión inmediata de datos del sistema de gestión del negocio. Evita también que los clientes no lleven un producto porque carece de precio en el anaquel y que realicen compras bien informadas. La experiencia del cliente puede mejorarse gracias a una gran variedad de etiquetas que muestran información de utilidad en el mismo punto de compra.

Permiten también hacer real las compras omnicanal junto con el sistema ERP de la tienda. Se trata de algo conveniente que ayuda a los clientes en las compras multiplataforma, que son cada vez más comunes en nuestro país.

Ahorro de tiempo

Para cualquier negocio, el tiempo es muy valioso. Aplica especialmente para los supermercados, que deben mantenerse ágiles en sus operaciones. Las etiquetas electrónicas permiten ahorros considerables de tiempo, ya que eliminan los retrasos causados por los cambios de información y precios, que son comunes en el etiquetado convencional y comúnmente requieren mucho personal para agilizar.

Los cambios en cualquier etiqueta electrónica se realizan de forma casi instantánea y únicamente requieren una persona para manejar el software incluido, de forma remota. Incluso los modelos de baja gama tardan menos de quince segundos para efectuar el cambio. La activación de descuentos y promociones frecuentes también se realiza de forma rápida, lo que permite que el personal del supermercado se ocupe en otras actividades importantes.

Estética

El etiquetado electrónico posee un diseño sencillo y elegante que repercute en la imagen de los supermercados, ya que los hace lucir más tecnológicos y vanguardistas. Varios modelos poseen tecnología e-ink (tinta electrónica) que proporciona excelente legibilidad y proporciona orden con una excelente apariencia. Del mismo modo, algunos modelos permiten utilizar colores como el rojo, además del negro, para hacerlas más llamativas, y permiten combinar páginas para adaptar la información y mostrar valores que pueden visualizarse vertical u horizontalmente.

Seguridad

La seguridad es muy importante, especialmente en nuestros tiempos donde estamos constantemente amenazados por el COVID-19. El etiquetado electrónico permite que el personal no tenga contacto directo con las estanterías del establecimiento para realizar cambios en precios o añadir información. Pueden realizar estas actividades de forma remota con solo hacer algunos clics en el ordenador. Pueden utilizarse también para proporcionar información y recordar a los clientes que deben mantener su sana distancia, utilizar guantes y evitar tocar los productos si no los comprarán.

Las etiquetas electrónicas son también ecológicas, ya que evitan el uso excesivo de tinta y papel, lo que disminuye la generación de la basura y la tala de árboles. Es importante, sin embargo, que adquieran ESLs de una marca líder, como Pricer, pues otras marcas manejan tecnologías distintas que tienen importantes inconvenientes que no son compensados con sus precios aparentemente más bajos. Encontrarán con TEC Electrónica toda la línea de ESLs Pricer, basadas tanto en segmentos como en pixeles. Ofrecemos ejemplares específicos y diseñados para congeladores, ganchos y letreros grandes. Si desean más información, envíenos un mensaje a través del formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes
whatsapp