Uso del código de barras en las industrias y el comercio

Home / Código de barras / Uso del código de barras en las industrias y el comercio




Uso del código de barras en las industrias y el comercio

El código de barras es una gran herramienta que puede ayudarlos a optimizar los procesos de su negocio. Los beneficios que proporcionan permiten mejorar la eficiencia y productividad, la captura de información de forma más rápida y sencilla, obtener una lectura precisa de los productos, tener un mejor control del stock y sus almacenes.

La primera patente que se registró de los códigos de barras fue en 1952, pero fue hasta 1966 cuando comenzó a utilizarse en los comercios y empresas, alcanzando el éxito en la década de 1980. En la actualidad, todos los productos comerciales los utilizan. Se conforman por líneas blancas como fondo, y oscuras que conforman las barras verticales.

Para su lectura se utiliza un escáner, que es el encargado de descifrar las barras y espacios por medio de un haz de luz proyectado sobre la zona del código que lo interpreta en un sistema binario para traducirlo a los caracteres correspondientes. Los códigos de barras se crearon para facilitar el manejo y control de mercancías comerciales, paquetes de correo, documentos, etc. Hoy en día se pueden crear códigos con mucha facilidad, pero en caso de los productos comerciales deben de contener una codificación que se adhiera a las normativas nacionales e internacionales, por lo que existen órganos regulatorios en cada país que proporcionan la codificación adecuada para cada empresa y producto.

¿Por qué usar código de barras y sus lectores?

Los códigos de barras pueden usarse en cualquier almacén, industria o comercio para identificar cualquier producto sin importar sus características. Su uso permite un flujo ágil de los productos al ser más sencillo registrar las entradas y salidas de los inventarios. Esto reduce significativamente el tiempo dedicado a toda la cadena de producción y los errores humanos, y por ende, se mejoran los servicios logísticos y todos los relacionados con el inventario, almacenaje, transporte y venta de los artículos.

Gracias al avance de la tecnología, la lectura de los códigos de barras es cada vez más eficiente. Anteriormente, se utilizaban dispositivos más voluminosos que se colocaban en puntos específicos para el seguimiento de mercancía y el control de inventarios. Pero hoy en día las nuevas herramientas y aplicaciones pueden analizar más datos, más rápida y precisamente, lo que ayuda a mejorar la eficiencia en la operación.

Entre las nuevas herramientas se encuentran los lectores de códigos de barra portátiles, su uso en los comercios hace que el servicio sea más rápido y eficiente al momento de consultas de precio y la venta

Beneficios de uso de los códigos de barra en los comercios e industrias

Como mencionamos, para los productos comerciales, los códigos de barras siguen una normativa que evita que existan códigos duplicados entre los artículos, y así facilitar su distribución en tiendas y puntos de venta. En este caso se tienen muchos beneficios para los comercios y las industrias. Uno de los principales beneficios es la reducción de tiempo para colocar un producto en el anaquel de venta, puesto que anteriormente muchas empresas colocaban etiquetas donde marcaban el precio, y eso representaba un gasto tanto económico como de tiempo, lo que a largo plazo significaba una reducción de las ganancias o un incremento del precio por los tiempos invertidos en consultar los precios en las cajas y en el colocar las etiquetas en cada producto. Con el uso de los códigos de barras y sus lectores, se elimina ese paso y se agiliza la venta y el cobro de los productos, además de que permiten mantener un control sobre el stock de las tiendas. Al automatizar los procesos se reducen costos y comenzará a ver cómo aumentan los beneficios.

Los códigos EAN, usados para identificar productos comercialmente tienen trece dígitos numéricos, los cuales se dividen en cuatro grupos. Los primeros dos o tres dígitos son la clave del país, los siguientes cuatro a siete números son el identificador de la empresa, los dígitos sucesivos son la identificación del artículo y el último dígito es el verificador que se genera a partir de una fórmula aplicada a los doce dígitos anteriores.

La estructura del código de barras, al ser una normativa internacional, también es útil en las aduanas, para la importación y exportación de productos, ya que se utilizan para reducir el tiempo de paso por las aduanas y agilizan los trámites al poder revisar e inventariar, al mismo tiempo que se verifica su registro internacional que garantice su paso por la aduana.

Por último, uno de sus beneficios más importantes se ve reflejado en los almacenes para llevar un control de inventario. Con un lector de código de barras que se adapte a sus necesidades, pueden dar seguimiento de los inventarios de manera automatizada. Cada vez que se realice una venta o una recepción de mercancía, se descontarán o aumentarán los productos en el inventario, y al final del día pueden contar con un reporte preciso de los productos sin necesidad de los extenuantes conteos manuales.

Los códigos de barras y sus usos pueden parecer complicados, pero en realidad son sencillos y son una herramienta que les facilitará la vida y les brindará muchos beneficios. Esta tecnología es muy fácil de obtener e implementar en comercios e industrias, y serán una inversión que verá un pronto retorno. Los mejores lectores e impresoras de código de barras, de marcas como Toshiba, Newland, Honeywell y Datalogic, pueden encontrarlos en TEC Electrónica. En cualquiera de nuestras sucursales y en nuestro sitio web podrán encontrar información sobre los modelos con los que contamos.

Publicaciones recientes
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt