Métodos de impresión térmica

Home / Tec Electrónica / Métodos de impresión térmica




Métodos de impresión térmica

 Al adquirir una impresora de etiquetas hay varios factores que se deben tomar en cuenta, desde aquellos que tienen que ver con la calidad de los materiales con que está fabricada y sus dimensiones, hasta aspectos técnicos que determinarán si va a resultar funcional para el tipo de aplicación que le vamos a dar, tales como la velocidad, tamaño y resolución de impresión.

Llegado a este punto podrás notar que existen modelos de impresoras que comparten las mismas características en cuanto al tamaño máximo y mínimo en que pueden imprimir, su resolución y la velocidad de impresión, pero que se distinguen en el método que emplean para realizar tales impresiones. Si quieres saber sobre los métodos que emplean las impresoras de etiquetas y el tipo de consumibles para impresoras que utilizan te invitamos a que continúes leyendo.

Para comenzar distingamos que existen impresoras térmicas e impresoras de matriz de puntos. Siendo las primeras las de uso más popularizado en la actualidad, gracias a su velocidad de impresión, la resolución que ofrecen y a que trabajan sin emitir ruido, nos enfocaremos en hablar de ellas.

Dentro de la categoría de impresoras térmicas para etiquetas encontramos dos métodos de impresión que influyen en el rendimiento del equipo en aplicaciones específicas, de ello que sea tan importante conocer sus características: impresión por transferencia térmica e impresión térmica directa.

En la impresión por transferencia térmica el cabezal de impresión del equipo aplica calor a una cinta de tinta, mejor conocida como ribbon, en puntos específicos para que la tinta de derrita sobre el material y de esta manera se forme la imagen. La tinta es absorbida por la etiqueta, lo que genera impresiones de gran calidad y altamente duraderas, características inigualables por otras tecnologías de impresión bajo demanda.

El método de impresión por transferencia térmica asegura al cabezal de la impresora un mayor tiempo de vida, pues la fuerza de fricción que ejerce sobre el consumible es mínima. Por otra parte, este método de impresión acepta una gran variedad de materiales para impresión como el papel, el poliéster, el polipropileno y otros compuestos que se caracterizan por ser muy durables, lo que permite que con una impresora de este tipo se impriman etiquetas comunes, etiquetas de activos, de certificación, tickets, etiquetas resistentes al sol y al agua e incluso etiquetas que sean resistentes a ácidos y a congelación.

Por otro lado, en la impresión térmica directa el calor que produce el cabezal del equipo se aplica directamente sobre el material en el que se desea hacer la impresión. Los equipos que funcionan con este método de impresión no necesitan de ribbon pues la imagen se forma directamente sobre la etiqueta. En la impresión térmica directa se utilizan materiales de impresión con un tratamiento químico que los hace sensibles al calor, de manera que cuando pasan por debajo del cabezal de la impresora térmica su color se modifica formando la imagen.

La principal ventaja de este método de impresión es que no se requieren de consumibles para impresoras como tinta, tóner o ribbon, tan sólo se necesita de papel térmico. Lo anterior también hace que las impresoras que funcionan por este método sean más fáciles de operar. Sin embargo, se presentan algunos inconvenientes con el material de impresión y es que, además de ser sensible al calor, presenta sensibilidad a la luz y a la abrasión por lo que el tiempo de vida útil del material impreso se ve reducido.

Con el paso del tiempo, la imagen de una etiqueta impresa por impresión térmica directa se desvanecerá impidiendo la lectura de los datos que contiene. Por esta razón no es un método de impresión que se utilice en aplicaciones de identificación de por vida o cuando se requiere que la etiqueta permanezca legible por al menos uno o dos años.

Con lo anterior puedes notar que para elegir el método de impresión que más te convenga debes considerar las aplicaciones que le darás a tu impresora. Es bastante común que se opte por equipos de impresión térmica directa pues al no requerir de consumibles, es considerada como la opción más barata, sin embargo, debido a que el cabezal de impresión sufre mayor fricción al entrar en contacto con la etiqueta, su tiempo de vida es más limitado que el de una impresora de transferencia térmica y después de cierto tiempo tendrás que reemplazarlo.

Asimismo, aunque ofrecen una gran calidad de impresión, con el paso del tiempo las etiquetas se van borrando, la impresión comienza a degradarse y el papel se torna amarillento por lo que no es una opción viable si se necesitan etiquetas altamente resistentes. La impresión térmica directa resulta una excelente opción para imprimir etiquetas de envío, de identificación de visitantes y para la impresión de tickets de venta, pero si se desea que el material sea más duradero el método de impresión por transferencia térmica resultará más conveniente.

Las impresoras de transferencia térmica, como ya mencionamos, pueden imprimir en una mayor variedad de materiales y crear etiquetas altamente resistentes. Sin embargo, para garantizar el rendimiento de la impresión y la durabilidad es necesario que se elijan cuidadosamente los consumibles para impresoras que se empleen. En este sentido, seleccionar una combinación correcta de materiales, ribbon y adhesivos especiales te permitirá imprimir etiquetas de alta calidad que soporten estar expuestas a condiciones extremas.

Entre las aplicaciones más comunes que se les da a las impresoras de transferencia térmica encontramos la impresión de etiquetas para identificación de producto (incluidos productos químicos), etiquetas para seguimiento de circuitos, para identificación permanente de muestras y para seguimiento de archivos; el etiquetado para identificación de inventario, para etiquetado de activos; etiquetas de certificación, muestras de laboratorio, etiquetas para cámaras frigoríficas, congeladores y para aplicaciones al aire libre.

Para finalizar, algo a tomar en cuenta es que actualmente existen equipos que pueden imprimir tanto por transferencia térmica como por método térmico directo que se pueden configurar según las necesidades de la ocasión. En próximas entradas hablaremos más sobre este tipo de equipos y te daremos algunas recomendaciones para la elección de consumibles para impresoras.

Publicaciones recientes

Deja un comentario


*

Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt