Tipos de materiales para etiquetas

Home / Etiquetas / Tipos de materiales para etiquetas




Tipos de materiales para etiquetas

Todas las empresas que se dedican a la producción de artículos requieren utilizar etiquetas para que los clientes puedan identificarlos. Una etiqueta no es sólo un componente para los productos, sino que es un sello de identidad de la marca para que los clientes puedan identificarlos, además que brindan información fundamental sobre el producto. Antes de etiquetar su producto, una parte muy importante del proceso es elegir cuál es el mejor material para el etiquetado.

Existe una amplia variedad de materiales con distinta resistencia, durabilidad, acabados y formas de uso; según los materiales elegidos serán las características de las etiquetas y cómo resaltarán en el producto.

Dependiendo del tipo de producto, las características de la etiqueta deberán ceñirse a ciertos aspectos legales concernientes a su manejo y su uso, o únicamente para brindar información.

En caso de los productos comerciales, se debe incluir el código de barras em la etiqueta, que es una herramienta comercial y logística que permite identificar automáticamente los artículos en un punto de venta o mediante un dispositivo portátil a través de la lectura óptica de un escáner. Esto hace más eficiente mantener un control del inventario del producto y conocer su información previamente almacenada en una base de datos.

Antes de elegir el material adecuado para la etiqueta, acorde al material del producto o su envase o empaque, debe elegir qué tipo de etiqueta utilizará. Las autoadhesivas son las más comunes, debido a su fácil uso y aplicación. Tiene una cara impregnada con adhesivo, permitiendo que se adhieran a una superficie lisa, como una botella o un frasco. Son las más versátiles que existen en el mercado y pueden encontrarse en distintos materiales, como estucado, papel verjurado, material metalizado, polipropilenos blancos o transparentes, térmicos, anti-grasa, resistentes a la humedad, entre otros. Pueden ser impresas en distintos sistemas y equipos, desde la impresión offset, tipografía, flexo impresión, serigrafía, o convenientemente para tirajes limitados, en impresoras térmicas de código de barras, como las Toshiba.

Las etiquetas térmicas pueden imprimirse en diferentes colores y acabados. Se encuentran en rollos para ser dispensadas por etiquetadoras. Las térmicas no protegidas están diseñadas para aplicaciones en las que su exposición o vida útil es corta, como en la logística, distribución comercial, entre otras. Las térmicas protegidas son para los casos en que requieren una mayor durabilidad, puesto que tienen una gran resistencia frente a la rotura, la intemperie, la humedad, entre otros factores ambientales y de uso. Son muy comunes en la industria alimentaria para etiquetar productos frescos, congelados, que requieren refrigeración, entre otros perecederos.

La etiqueta en relieve cuenta con un estampado en seco para dar más resalte a los logos o partes en específico de las etiquetas, otorgando una distinción en el diseño final. Ofrecen un acabado de alta calidad con detalles en el diseño muy atractivos mediante el uso de relieves en 3D realizados a presión. Una técnica que permite aportar altura a los elementos haciendo que destaquen respecto al resto, y dando un acabado de calidad que ofrece un valor añadido a los productos.

Los materiales que utilizan las etiquetas pueden ser de papel, metalizadas y de aluminio o de materiales sintéticos. En el caso del papel existe una amplia gama de papeles que pueden ser utilizados, por lo general se usan en grandes gramajes para garantizar su resistencia. Los más comunes son el papel mate, el couché, el térmico mate o con brillo en una o dos caras y el estucado, aunque este material no es recomendable en caso de los productos que están expuestos a altos niveles de humedad o serán expuestos a la intemperie, puesto que el papel se degrada rápidamente en ciertas condiciones, aunque puede ser cubierto con una capa sintética de polímero para aumentar su durabilidad.

Los materiales metalizados y de aluminio tienen una alta resistencia a la humedad y la exposición al ambiente, pero suelen ser los más caros.

El mejor material para su aplicación dependerá del tipo de producto y de las condiciones en las que se manejará, transportará y almacenará, tanto en fabrica como en el punto de venta. También deben seleccionar si lo que necesita es una etiqueta permanente, removible, semipermanente o de base acrílica, ya que dependiendo el tipo de etiqueta será el tipo de envase que soporte, como el PET, cartón, plástico, métales, vidrio entre otros.

Para la impresión de las etiquetas, en la actualidad existen una gran variedad de impresoras que permiten su producción, tanto a bajo como a altos volúmenes, a precios muy asequibles. Al elegir la impresora para su negocio debe tener en cuenta el tipo de materiales que soporte, la calidad de la impresión, si es blanco y negro, monocromática o a todo color, la velocidad de impresión y el volumen de impresión por minuto.

En TEC Electrónica contamos con una amplia variedad de impresoras de las marcas más reconocidas a nivel mundial, así como un gran catálogo de materiales y consumibles para que realicen la impresión etiquetas en cualquier escala y diferentes calidades.

Para conocer los productos con los que contamos, pueden visitar nuestro sitio web, donde disponen de las fichas técnicas, o bien, visitarnos a cualquiera de nuestras sucursales donde uno de nuestros especialistas les sugerirá el mejor modelo acorde a sus necesidades.

Publicaciones recientes
Contáctanos

Deja tus datos y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Usuario final:    Distribuidor:
¿No es legible? Cambiar texto. captcha txt